Publicidad

Cancelación anticipada de depósitos

El trámite en sí es sencillo. El cliente ha de ponerse en contacto con el banco, ya sea en persona como por teléfono o incluso via Internet si el banco lo permite, y solicitar la cancelación anticipada de depósitos. Pero aunque sea un tramite sencillo conviene tener claros los pasos y, sobre todo, las comisiones y gastos que puede suponer cancelar un depósito.

10 Ideas para el ahorro hormiga

Cancelar un depósito

Una vez tomada la decisión de la cancelación anticipada de depositos bancarios debemos saber que los Bancos ante una cancelación anticipada del depósito aplican comisiones, en ocasiones muy elevadas. Por ello, en este momento que no sabemos si nos van a despedir, o qué sucesos van a ocurrir, es importante saber tanto que significa las condiciones de interés, TAE, etc… a la que nos enfrentamos con un depósito y cuánto cuesta cancelar un depósito a plazo antes de tiempo ante imprevistos.

Destacar que el Banco de España puntualiza que la comisión no puede exceder el importe de los intereses de los depositos que se deberían haber recibido desde la fecha de contratación hasta la cancelación.Algo que caracteriza a los depósitos bancarios y que los diferencia de las cuentas a la vista es que se comercializan a un plazo determinado, y por tanto, no podemos disponer del dinero en cualquier momento. Estos plazos son muy variopintos: un mes, tres meses, un año, cinco…

La cancelación de un depósito nunca es una buena idea y practicamente en todos los escenarios va a provocar gastos y penalizaciones. Otra cuestión será si estos gastos con penalizaciones afectan en mayor o menor medida al resultado final, como veremos más adelante en determinadas ofertas de depósito cuando se acerca al vencimiento del mismo la cancelación anticipada no es tan grave ya que tanto capital como el interés generado hasta el momento se encuentra consolidado. Sin embargo esto no ocurre con todos los depósitos.

En general, como veremos a continuación, contratar algún depósito a plazo fijo sin tener claro que no vamos a necesitar tocar ese dinero durante el periodo de imposición no es nunca una buena idea.

Descubre en este post el ranking de depósito a 1 mes

rentabilidad deposito

Alternativas para no sufrir la penalización de la cancelación anticipada

La mejor alternativa para no sufrir la penalización de la cancelación anticipada es, como resulta lógico entender, no contratar depósitos a plazo fijo y buscar otras opciones para nuestro dinero. No es ninguna broma, no se puede negociar con la entidad bancaria sobre una característica tan clara y contundente de un producto que se basa precisamente en la no liquidez durante el periodo de imposición.

Por tanto, la primera alternativa para no sufrir una  penalización de cancelación anticipada es tener claro que no vamos a necesitar liquidez por el importe de la aportación, y que en ningún caso tenemos que recurrir ni a una parte ni al total del capital aportado en el depósito. Si no podemos garantizar este hecho realmente es mejor que busquemos otras opciones para nuestro dinero.

Las cuentas de ahorro son probablemente la primera de las opciones. Se trata de productos que en esencia funcional del mismo modo que los depósitos, es decir, ofreciendo una rentabilidad garantizada a cambio de una imposición de dinero, la diferencia fundamental es que no se trata de un plazo fijo concreto. Las cuentas de ahorro ofrecen liquidez sin penalización, pudiendo retirar el total o parte del saldo junto a los intereses correspondientes en cualquier momento. Obviamente la rentabilidad no suele ser la misma que en los depósitos.

Otra opción a tener en cuenta es la de los fondos de inversión. Existe una enorme variedad de fondos de inversión diferenciados, incluyendo también los fondos garantizados. Este tipo de producto de inversión es tremendamente flexible y nos permite obtener liquidez sobre nuestras aportaciones prácticamente de manera inmediata. Como principal escollo para el ahorrador conservador, una buena parte de los depósitos no ofrecen garantía de retorno ni en el capital aportado ni en la rentabilidad a obtener ya que dependen de los movimientos del mercado.

Sin embargo, una buena diversificación y elección de los fondos convierte a este producto de inversión en una herramienta atractiva para que busca rentabilidad sin perder de vista la liquidez.

Comisiones y gastos de la cancelación de depósito

Los más comunes son los que se distribuyen a un año de plazo y no más, ya que los ahorradores buscan en la actualidad ofertas que no les aten durante mucho tiempo. Incluso un año puede resultar una eternidad para algunas personas y familias que necesitan por cualquier imprevisto cancelar el depósito y poder así recuperar su dinero. Esta operación no es gratuita y existen varios tipos de penalización por cancelación anticipada de depósitos. Los más comunes son los siguientes:

  • Comisión de cancelación sobre los intereses pendientes: la entidad aplicará una comisión sobre los intereses pendientes de pago, teniendo en cuenta el plazo que restaba para el vencimiento.Veámoslo con un ejemplo: A una familia le faltaban cuatro meses para que venciera su depósito de liquidación trimestral de intereses al 4%. Había invertido 50.000 euros. Por tanto, el inversor debía haber cobrado ya 1.500 euros en trimestrales al vencimiento de los tres primeros trimestres (500 euros por cada trimestre) Por el último, como faltan cuatro meses para que finalice el depósito, la entidad aplica una comisión de cancelación del 1%, de modo que los intereses pendientes de pago serán del 3%. Por el último trimestre, cobrará 375 euros de intereses. El inversor habrá recibido 1.875 euros de rentabilidad final. La comisión de cancelación equivaldrá a 125 euros.

 

  • Rebaja de los intereses: en caso de cancelación anticipada, algunas entidades optan, sin más, por rebajar los intereses, con independencia del tiempo que se haya mantenido. Aunque falte un día para el vencimiento del depósito, la entidad puede establecer una cláusula en la que diga que si se reembolsa antes de tiempo el interésTAE se reducirá de X a Y.Por ejemplo, un depósito al 4% con una comisión de cancelación del 1%, el tipo de interés final será del 3%, sin más. Es decir, que un inversor que invirtió 50.000 euros a un año y decidió sacar su dinero un mes antes, recibirá 1.500 euros de rentabilidad. La comisión se elevará, en este caso, a 500 euros.

 

  • Depósitos sin penalización por cancelación anticipada. Son poco comunes, pero existen. Son aquellos que no penalizan de ningún modo por retirar el dinero anticipadamente. Por ejemplo, si cancelamos un depósito al 1% TAE a 1 año al cabo de 4 meses, recibiremos la misma TAE del 14% (eso sí, aplicada sólo durante 4 meses). Este tipo de depósitos suelen usar la no penalización como reclamo.

 

  • Ventanas de liquidez: Se trata de puntos concretos en los que se permite la retirada total o parcial de la inversión sin penalización o con una penalización reducida. Por ejemplo, un depósito al 1% TAE a 12 meses que aplica un 0,75%% de penalización por cancelación anticipada, excepto si se retira al cumplirse 6 meses, entonces no tiene penalización.

En este artículo te informamos sobre todo lo que debes saber de los depósitos online

renovacion depositos

 

Los depósitos en 2017

Siguen corriendo malos tiempos para los depósitos. Es cierto que en algunas ocasiones encontramos pequeños repuntes al alza, pero son testimoniales y responden más a criterios promocionales que un movimiento de crecimiento la rentabilidad de estos productos de ahorro.

En los últimos años la caída de la rentabilidad de los depósitos ha sido espectacular y ha corrido pareja con la evolución negativa de la remuneración de los productos garantizados. Tomando como referencia la media de remuneración en los depósitos a 12 meses hay una diferencia en tan sólo cinco años superior a 400%, obviamente los tipos de interés y el precio de dinero no han evolucionado del mismo modo, por lo que no se trata de un retroceso proporcional, aunque es cierto que los tipos se han situado en mínimos históricos en los últimos cinco años.

No se espera tampoco que la cosa mejore especialmente en los próximos dos o tres años. Los movimientos al alza serán, como parece, respuesta a campañas promocionales o búsqueda de captación de dinero. Por parte de las entidades financieras. Tampoco parece que el catálogo de depósitos vaya a aumentar de manera notable, la reducción de la oferta en cuanto al número de depósitos ha corrido pareja a la reducción de la rentabilidad, hoy en día encontramos muy pocos depósitos a plazo fijo si comparamos el mercado de productos financieros, hace tan sólo una década.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *