Publicidad

Cómo negociar con el banco un depósito

Muchas veces a la hora de contratar un producto bancario, por ejemplo un depósito, pensamos que las condiciones de este son las que son. Esas que aparecen en los folletos informativos, páginas web o incluso la que nos ofrecen en nuestra sucursal al ir a pedir información personalmente.

Hay una idea que tenemos que tener clara: nosotros prestamos nuestro dinero al banco, y somos nosotros los que aceptamos esas condiciones que nos ofrecen, por tanto si no nos gustan podemos irnos a otro banco. Así de fácil. Por eso hay que saber que la negociación es posible con todos los productos bancarios que nos ofrecen.

depositos-bancarios

Por supuesto no todos sabemos negociar, y los trabajadores de las sucursales saben vender muy bien. Es necesario tener en cuenta algunos pasos previos antes de dirigirse a cualquier oficina a contratar y sobretodo a negociar cualquier producto.

  • Es importante conocer tu banco. Esto se puede saber ya sea por experiencia propia o por otros clientes que hayan contratado productos parecidos. Por supuesto hay que investigar un poco, pedir opiniones a gente fiable, o incluso dar una vuelta por internet a ver si algún usuario ha tenido problemas con las contrataciones o con el propio banco. No se puede generalizar, pero siempre viene bien tener varios puntos de vista.
  • También debemos tener claro cuál es nuestro capital, que tipo de inversión queremos hacer, las condiciones que podríamos llegar a aceptar, y todos los productos que tenemos contratados en el banco. Además de los años que llevamos confiando en sus servicios, etc.
  • Si ya tenemos claro el producto que queremos contratar, es importante conocer todas sus características, leer la letra pequeña, y todas las condiciones. Tampoco está de más buscar la información sobre el mismo producto por distintas vías, como por internet. Muchas veces un mismo banco nos ofrecen el mismo producto con distintas condiciones, dependiendo del canal de contratación. Esta puede ser una buena manera de mejorar tus condiciones.

A partir de aquí nos centraremos en una serie de ideas que nos ayudarán a contratar los tradicionales depósitos a plazo.

  1. Comparar las ofertas de todos los bancos. Es importante saber las condiciones y la rentabilidad ofrecida por un mismo tipo de producto en distintos bancos. Esto te será útil a la hora de pedir una mayor rentabilidad a tu banco o de cambiar algunas condiciones que tienen otros bancos y el tuyo no.

  2. Conocer la rentabilidad TIN/TAE. Dependiendo de los plazos en la liquidación de intereses pueden variar.

  3. Hay que saber que dependiendo del tipo de cliente te ofrecen una rentabilidad mayor o menor,ya que los bancos siempre tienen margen a la hora de subir la rentabilidad de sus depósitos.

Para finalizar, el mejor consejo o recomendación es no contratar productos que no se entiendan. Conocer el funcionamiento del producto y todas las características, además de posibles productos asociados, cualquier tipo de permanencia o posible cambio en el futuro, es esencial antes de contratar cualquier producto ya sea en nuestra sucursal bancaria o por otras vías.

También te puede interesar

Los depósitos con mayor rentabilidad en España Junio

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *