Publicidad

Contratar el mejor depósito, claves y consejos

¿Son las ofertas más conocidas de depósitos las más rentables?, es una muy buena pregunta ya que, efectivamente, existen opciones en las que podemos obtener condiciones rentabilidades mejores que las que los catálogos de productos financieros muestran, eso sí, siempre a través de la negociación con las entidades financieras.

depositos bancarios

Hoy en día no encontramos tantas propuestas en este sentido como hace cinco o seis años: es decir, realmente la posibilidad de negociar un depósito con rentabilidad superior a la media de la oferta de la entidad no está al alcance de todos, aunque no por ello debemos renunciar a su búsqueda.

Descubre en este artículo los Mejores depósitos a corto plazo

Los depósitos negociados

Repetimos, no abundan, pero no han dejado de existir. Se trata de un escenario en el que un depósito o imposición a plazo fijo determinado poder tener las condiciones particulares negociadas, condiciones que no se comunican de manera directa a todos los usuarios y que pueden variar.

¿Quieres descubrir los mejores depósitos a tres meses? te los mostramos en este post.

Para ello, para acceder a estos depósitos, obviamente debemos tener claras algunas cuestiones básicas:

      • En primer lugar debiéramos procurar conocer si la entidad con la que trabajamos habitualmente manejaba o ha manejado este tipo de propuestas, hay entidades que son muy reacias a estas negociaciones a no ser que hablemos de imposiciones muy elevadas y sin embargo y otras entidades más proclives a negociar directamente con el usuario la rentabilidad de las imposiciones.

      • Es importante que tengamos claro que va a resultar muy difícil acceder a este tipo de depósitos negociados con imposiciones medias o bajas, en todo caso como ya hemos visto en algunas entidades esto podría darse a través de una vinculación muy estrecha que tal vez no tan recomendable la imposición.

      • Por supuesto es necesario una vez establecido el proceso de negociación que tengamos claro el tipo de producto que se nos ofrece, cabe la posibilidad de que se nos ofrezcan depósitos referenciados, productos que cumpliendo los objetivos de referencia son más rentables que la media habitualmente pero que sin cumplirlos se convierten en productos mediocres cuando no directamente malos.

 ¿Qué quieres para tu depósito?

Es muy importante ser objetivos. Hoy en día la rentabilidad desde los depósitos desde punto de vista cuantitativo están por los suelos, nunca en los últimos años nos habíamos enfrentado a rentabilidad están bajas.

Aunque nuestro dinero sigue siendo apetecible para las entidades en una imposición a plazo, aquella lucha por los depósitos a la que estábamos acostumbrados ya no se da en absoluto, esto nos lleva a una posición de búsqueda de producto mucho menos cómoda que antaño, ya que por entonces eran las propias entidades las que nos buscaban a través de ofertas y de extratipos.

Con esto queremos decir que no pretendamos obtener lo que el mercado en absoluto puede dar. Si nos encontramos en condiciones de buscar un depósito negociado y aportar unas décimas de rendimiento nuestro dinero estupendo, pero esto no es sencillo ni está al alcance de todos los bolsillos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *