Publicidad

¿Elegir depósitos remunerados en especie?

La remuneración de los depósitos bancarios pasa por mínimos históricos. En este contexto el ahorrador habituado a este tipo de productos no tiene muchas más opciones que podrían seguir apostando por algo que apenas le produce beneficios, o buscar otras soluciones y alternativas como pueden ser los fondos de inversión. Aunque, también dentro de los depósitos puede encontrar algunas opciones como pueden ser los depósitos referenciados, o, en este caso los depósitos remunerados en especie.

Puedes repasar los mejores depósitos a corto plazo

Vamos a repasar las características habituales de este tipo de depósitos, y, comprobar, si la rentabilidad que ofrece la remuneración en especie supera la rentabilidad media que ofrecen los depósitos estándar.

depósitos bancarios

¿Qué son los depósitos en especie?

Se trata de depósitos cuya remuneración en lugar de ser en metálico se produce en forma de objetos o productos. Estos objetos aunque pueden ser de cualquier tipo, realmente responder a dos grandes grupos:

  • Objetos relacionados con el hogar: Vajillas, cuberterías, menaje de hogar, mantelerías, juegos de sábanas y mantas….
  • Objetos tecnológicos: tablets, televisores, smartphones…

Podemos encontrar otros objetos en remuneración, dependen de campañas muy concretas y por eso no se ciñen exclusivamente siempre a lo mismo, aunque es cierto que esos dos grupos anteriores son los más representativos. Generalmente estas remuneraciones añaden algún valor de marca o de posible revalorización a futuro en los objetos con los que premian el ahorro.

descubrir en este artículo cuál es la rentabilidad de un depósito frente a la rentabilidad del alquiler

¿Merecen la pena?

A la hora de valorar si un depósito en especie merece la pena debemos tener en cuenta siempre las cuestiones personales. Un mismo objeto puede no resultar igual de interesante como remuneración a dos personas diferentes, y, su valor de marca o valor de revalorización no ser lo suficientemente atractivos como para justificar la imposición. Sin embargo para quienes sí resultan atractivos en cualquiera de los casos se convierten en productos interesantes ya que la comparativa con la retribución al mismo ahorro en una exposición a plazo estándar no deja lugar a dudas, y gana por goleada en depósito en especie.

Se trata en cualquier caso de estudiar la retribución, conocer su valor de mercado y tomar la decisión a partir de este elemento.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *