Imposiciones plazo fijo

| September 30, 2011 | 1 Comentario

¿Qué alternativa tengo para estos momentos de inestabilidad financiera? Esta es la pregunta que se hacen muchos ahorradores en estos momentos, y que no comprenden el camino que deben tomar para proteger sus euros de la inflación y los problemas que aquejan a la economía.

Mientras la banca intenta llenarnos de papeles con riesgo como fueron en su momento las participaciones preferentes y ahora los pagarés, el refugio más atractivo son las imposiciones a plazo fijo, si los depósitos bancarios se llevan siempre la mejor tajada del mercado, incluso por encima de otro producto conservador, las cuentas remuneradas.

Sin embargo, las IPF que comercializan bancos y cajas de ahorro tienen diferentes modalidades por lo que todos los espíritus ahorradores tienen un depósito a medida. Veamos algunas de las alternativas que encontramos en el mercado:

Depósitos a tipo fijo

Tal vez los más recomendables para quienes buscan rentabilidad segura. Las alternativas son muy amplias, pero las más comunes son a 1 mes, 3 meses, 6 meses, 12 meses y a largo plazo. Las ventajas que tienen estas imposiciones es que conocemos desde el momento de la contratación el tipo de interés fijo que recibiremos por el capital aportado. Hoy las mejores ofertas son las que remuneran al 4% TAE, aunque también quedan algunas al 5% TAE.

Para esta modalidad de IPF debemos tener en cuenta especialmente dos aspectos, la penalización por cancelación anticipada y la vinculación de productos que permiten conseguir una mejor o menor rentabilidad.

En cuanto al primer item, muchas entidades cobran una comisión o disminuyen el tipo de interés ante eñl rescate de los fondos antes de vencimiento, por lo tanto a la hora de buscar depósitos deben tener este aspecto presente.

En segundo lugar, la asociación de productos es importante tenerla muy en claro, la banca intenta seducir a la clientela con tipos de interés altos con la condición de que contrate otros servicios, aquí debemos tener cuidado porque es probable que terminemos pagando con las ganancias del depósito, el mantenimiento de los otros productos, es preferible un porcentual menor y no vincularnos.

Sin embargo, dentro de los depósitos con tipo fijo tenemos una alternativa más, las remuneraciones crecientes. Esto quiere decir que a medida que transcurre cada período los intereses mejoran, esto tiene una finalidad muy clara, evitar que el cliente abandone el producto antes de vencimiento.

Depósitos a tipo variable

Los más especuladores del mercado, referenciados a la bolsa, a materias primas o divisas tiene como característica que suelen aplicar tipos de interés superiores a las imposiciones a plazo fijo, pero se deben cumplir las condiciones establecidas porque en caso contrario solo nos devuelven el capital.

Sin embargo, en el supuesto de que se den las opciones que nos proponen podemos conseguir tipos muy atractivos, pero el riesgo es superior porque no permiten cancelar anticipadamente, y los plazos son largos y se recomienda contratarlos si conoce de los mercados a los cuales está referenciado el depósito.

Depósitos a tipo mixto

Aquí encontramos una alternativa a medio camino, ya que combina ambas modalidades, lo que disminuye el riesgo de elegir sólo un tipo variable, pero con remuneraciones superiores a los porcentuales fijos. La primera parte de la imposición tiene un plazo corto de alta rentabilidad para seducir al cliente y la segunda variable a largo plazo. Recuerde que la primera parte puede cancelarla antes de vencimiento pero la otra no lo permite.

Depósitos con remuneración en especie

Estos son los famosos regalos por depósitos, pero muchos se preguntan ¿me conviene una imposición a plazo como esta? La respuesta es un “todo depende de las condiciones” Por lo tanto ante todo debemos conocer el precio que tiene el artículo en el mercado, y calcular cuanto nos pagarán por nuestro depósito. De esa operación matemática desifraremos si es mejor comprarlo en una tienda o contratr el depósito.

Modalidad en ascenso y en descenso

Recuerde que en la actualidad los depósitos online son muy atractivos ya que ofrecen tipos superiores a las campañas vigentes en oficinas, además no tendremos que perder tiempo en largas esperas que nos ponen de mal humor, su operatoria de contratación por Internet es fácil, rápida y se puede realizar en cualquier momento.

En la orilla opuesta encontramos a los depósitos en divisas que hoy tienen pocos seguidores, aunque esta situación cambia dependiendo de la cotización que tengan otras monedas frente al euro.

No lo dude, los depósitos son una alternativa muy buena para rentabilizar nuestro dinero, y hay para todos los gustos…

Tenga en cuenta a la hora de contratar depósitos que a partir del 4 de julio de 2011, el Banco de España junto al Gobierno aplica una tasa a las altas remuneración, pero es importante aclarar que no incluye a las entidades extranjeras que no se encuentran adheridas al Fondo de Garantía de Depósitos español.

En materia de fiscalidad, el depósito tendrá una retención del 19% sobre los intereses a cuenta del IRPF para residentes.

Si desea conocer más sobre depósitos, consultar a los especialistas y realizar cálculos de cuanto cobrará por este tipo de productos, puede conocer cuanto recibirá de intereses en depositos.

Tags:

Categoría: Guía de depósitos

Deja un comentario


Logo FinancialRed