Publicidad

Repasando los mejores depósitos a 1 mes

Todos los depósitos han sufrido la merma de la rentabilidad en los dos últimos años, pero, especialmente, los depósitos a largo plazo ha sido los que más han mostrado esta reacción a la baja de las remuneraciones haciendo que hoy por hoy las imposiciones a plazo fijo superiores a los 24 meses, dentro del mercado comercial asequible al usuario medio, tengan muy poco interés.

Los depósitos a corto plazo y concretamente los depositos bancarios a un mes aún evolucionando a la baja, proporcionalmente han mantenido mejor el tipo.

Estos productos ya no entiende solo como imposiciones de transición entre inversiones o entre productos de ahorro, de hecho, hoy por hoy, se convierten en una buena idea si se trata de obtener rentabilidad garantizada a corto plazo y sin obligaciones ni vinculaciones ya que el grueso de la oferta  no exige dinero nuevo y, generalmente, las imposiciones son asumibles incluso para el pequeño ahorrador.

Depósito (2)

La tremenda caída de la rentabilidad de los depositos, que podemos comprobar en el gráfico adjunto, no solo hace que los usuarios entendamos de otra manera el ahorro en depósito, si no también tiene efectos laterales muy importantes como el traspaso de ahorradores en dirección a productos que les propongan rentabilidades superiores o al menos apuesten por ellas aún a pesar de asumir algunos riesgo, productos como los fondos de inversión.

Los depósitos a 1 mes

Se trata de productos de ahorro que han conocido, sin duda, mejores épocas. Tradicionalmente entendemos los depósitos a un mes como un modelo de inversión a corto plazo, garantizada, que puede gestionar nuestro ahorro entre una operación de mayor envergadura y otra. También se ha considerado este tipo de depósitos como productos puente entre vencimientos de imposiciones, o, para los que más tiempo dedican a sus ahorros, un modelo de buscar rentabilidad a corto plazo aprovechando al máximo los vaivenes de la remuneración.

Hoy en día, y pudiendo sujetarse a cualquiera de estas definiciones, los depósitos a un mes no pasan por mejores momentos que sus compañeros mayores y presenta, como todas las disposiciones a plazo, limitaciones cada vez mayores para su rentabilidad.

Mientras tanto los depósitos a corto plazo, como estos a un mes, siguen siendo un opcion  a tener en cuenta por quién no desea comprometer a riesgo su ahorro. Estos son los mejores depósitos a un mes del mercado:

DEPOSITO 1 MES ICBC
  • 0.01%
DEPOSITO FACIL BANKIA 1 MES
  • 0.02%
DEPOSITO ACTIVO ACTIVOBANK
  • 0.05%
DEPOSITO EN LINEA CAJA ESPAÑA-DUERO
  • 0.05%
DEPOSITO ONLINE BANCO SABADELL
  • 0.03%
DEPOSITO UNIVIA UNICAJA
  • 0.05%
DEPOSITO CAIXA GUISSONA 1 MES
  • 0.05%

 

En este post te mostramos cómo son los mejores depósitos online y dónde encontrarlos

¿Merecen la pena los depósitos a 1 mes?

Si nos atenemos exclusivamente a la rentabilidad de este tipo de productos, y lo desconocemos de otras consideraciones, la respuesta probablemente es no. Cuando colocamos nuestro dinero en un producto de ahorro garantizado lo menos que podemos pedir es que este producto sea capaz de igualar o partir a la subida de precios, algo que no está ocurriendo ni de lejos en la actualidad.

Sin embargo, los lugares aún posee una gran batería de pobladores que confía en los depósitos sumando decenas de miles de millones de euros como patrimonio de este tipo de ahorro. La explicación básica es que el usuario medio prefiere tener su dinero resguardado con ciertas garantías aunque no produzca la rentabilidad esperada. Se considera en este sentido que el dinero activo en ahorro pierde menos valor que debajo del colchón, algo que puede ser discutible pero que no es el objeto de este artículo.

Generalmente, al tratarse de un plazo corto, los depósitos a un mes pueden resultar interesantes para quienes van a trasladar dinero nuevo entre entidades, y se pueden beneficiar de ofertas o promociones, también para quienes desean dejar descansar su dinero entre inversiones, por ejemplo tras retirar el dinero del fondo de inversión y antes de colocarlo en otro, etcétera.

Contratar depósitos a 1 mes

A la hora de contratar depósitos a un mes, tal y como ocurre con el resto de plazos vamos a poder contratar tanto a través de las propias sucursales de las entidades financieras como a través de Internet.

El primero de los casos lo cierto es que la ofrenda explícita de depósitos a un mes ha decaído de manera espectacular en los últimos cinco años. Esto no significa que no existan o que incluso la entidad nos pueda plantear un plazo fijo negociado a nuestro criterio, sin embargo, productos a un mes como tal, explicitados en los catálogos de las entidades pocos encontraremos.

A la hora de contratar depósitos por Internet tampoco vamos a encontrar una gran abundancia de ofertas de plazo fijo al mes. Aquí la gran ventaja reside en la sencillez de la contratación, aunque, ojo, en muchos casos las apariencias engañan y aunque los trámites iniciales pueden ser online será necesaria la firma presidencial en una sucursal de la oficina. Esto es importante tener en cuenta antes de realizar ninguna operación, ya que si eliminamos la principal ventaja de la contratación de un depósito online, puede que deje de resultar tan interesante.

En aquellos casos en los que se nos propone una contratación estrictamente a través de Internet la entidad nos informará de los pasos a seguir, y como poder realizar de manera correcta la operativa. En cualquier caso hay que recordar que en la actualidad no existen grandes diferencias de rentabilidad ni mucho menos entre las ofertas presenciales y las ofertas online de depósitos.

Los depósitos a 1 mes en el próximo trimestre

No esperemos ver grandes novedades durante el próximo trimestre y mucho menos. De hecho, la evolución de la rentabilidad de los depósitos sigue siendo imperceptible, y en todo caso, ajustando más la remuneración a la baja salvo en ofertas puntuales, promociones o lanzamientos muy concretos del producto.

Por otro lado tampoco esperemos la aparición de productos nuevos en gran cantidad, mucho menos en lo que a plazos cortos como un mes se refiere las entidades, cuando se centraron en nuevos lanzamientos que buscan captar dinero nuevo, apostar más por depósitos en el entorno de los tres meses como mínimo, pero rara vez sobre plazos fijos de un mes.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *