Publicidad

Oro ¿Alternativa a los depósitos?

oroLa rentabilidad de los depósitos ha caído en los últimos meses como consecuencia de las recomendaciones del Gobierno y del Banco de España para limitar la guerra de depósitos. Esto ha llevado a muchos ahorradores a buscar una alternativa de inversión, algo que no resulta sencillo si se tienen en cuenta las particularidades de los depósitos. Y es que se trata de los pocos ahorros garantizados, para lo que precisamente existe en Fondo de Garantía de Depósito (FGD).

La opción más lógica para muchos ahorradores han sido los fondos garantizados, precisamente por asegurar el 100% de la inversión. Sin embargo, en este caso las garantías siguen sin ser las mismas simplemente porque los depósitos figuran en lo alto del llamado orden de prelación en caso de quiebra de una entidad financiera. Partiendo de la base de que ningún otro producto logrará ese grado de seguridad, vamos a estudiar una posible alternativa o cuando menos complemento a la inversión en depósitos: el oro.

¿Por qué el oro? Hablamos del oro por su condición de activo refugio como recuerdan desde http://oro.bullionvault.es, pero sobre todo porque es una de esas inversiones que enseguida se asocia al término seguridad ¿Realmente es así? Lo cierto es que el oro se considera una inversión relativamente segura por su papel para hacer frente a la inflación y como cobertura de la inversión en divisas. La realidad es que en teoría podría valer cero y con él nuestra inversión, pero esto es casi imposible que se produzca.

El siguiente gráfico refleja la evolución del precio del oro  y debería servir para ver como su valor no ha estado al margen de la oscilaciones de mercado:

grafico oro

 

 

Pero tampoco puede generalizarse al hablar de la  seguridad de la inversión oro. Existen diferentes formas de invertir en oro y cada una lleva aparejada una serie de riesgos. Lo más común es comprar lingotes de oro, lo que además está exento del pago de IVAEn este caso es evidente que el material, por más que esté en nuestra caja fuerte o en un papel que acredite la posesión del oro físico, no será ajeno a los movimientos del mercado en el precio del oro. Es decir, en el momento de venderlo su valor será el que marque el mercado.

Otras alternativas son la inversión por medio de ETFs o Fondos de Inversión, que en este caso se pueden considerar algo más complejas. En ambos casos, estos productos actuarán como herramienta intermedia para invertir en oro y en cierto sentido harán que no sólo se esté invirtiendo en el mela, sino que también se compense con el resto de activos de la cesta, que suelen ser otros metales preciosos en el caso de los ETFs -aquí sí podríamos comprar un ETf que sólo invierta en oro- y en las compañías del sector con los fondos de inversión. En teoría esta inversión estará más diversificada, pero también puede considerarse más arriesgada.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *