Publicidad

Record para los depósitos, pero un día llegaron los límites

Atentos a la hora de analizar algunos temas que se publican. Según se ha conocido en estos días, las entidades financieras españolas captaron depósitos en el mes de junio por importe de 38.832 millones de euros. Esta cifra que supone todo un record esconde un dato que algunos intentan disimular, el sexto mes del año fue el último que no penalizó las altas remuneraciones en la guerra de pasivo.

Los depósitos captados por bancos y cajas de ahorro en junio 2011 fueron los más altos desde julio de 2010, y mientras desde la prensa se informa que estos importes se consiguieron a pesar de la nueva ley que entró en vigor a principios de junio que controla la remuneración de estos productos, debemos hacer un paréntesis e informar que no se dice lo correcto.

La normativa que impulsa el Gobierno rige desde el 4 de julio de 2011, donde se aplica una tasa a las altas remuneración, aunque es importante aclarar que no incluye a las entidades extranjeras que no se encuentran adheridas al Fondo de Garantía de Depósitos español.

Por lo tanto es lógico que junio 2011 se haya convertido en el mes record, porque ha sido el último “libre de penalizaciones” y los números hablan solos, la banca captó más de 1.500 millones de euros, aunque muy lejos de las cifras de junio y julio de 2010, cuando se superaban los 43.000 millones.

Es fundamental decir que a pesar de las restricciones las entidades continúan activas sus políticas de captación de pasivo en un momento de inestabilidad de los mercados en el que la prima de riesgo ha encarecido las emisiones y la financiación.

En junio 2011, el saldo vivo total de depósitos, se situó en junio en 429.816 millones de euros, un 7,5% más que hace un año, lo que deja a las claras que los depósitos son los preferidos de los ahorradores tradicionales.

Si analizamos la tendencia de los usuarios, concluimos que los españoles apuestan por inmovilizar su dinero a corto plazo, ya que del importe total de operaciones cerradas en junio, 23.149 millones correspondieron a operaciones a un año, 9.478 millones a productos de hasta dos años y 6.205 millones de euros a más de dos años.

Hoy la clave está en contratar depósitos que baten la inflación, porque casi no tenemos más ofertas que se ofrecen al 4% TAE o imposiciones al 5% TAE. Veremos que nos depara julio, un mes clave para comprender si la normativa del Gobierno ha golpeado o no el espíritu de contratación de los ahorristas.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *