¿Se pueden encontrar depósitos rentables en 2020?

Desde la llegada de la pandemia, y con ella la crisis económica, se ha convertido en una tarea más complicada de la habitual decidir qué tipo de producto financiero es el que mejor se adapta a nuestras necesidades.

Y es que, a pesar de que los depósitos bancarios son uno de los productos más utilizados y demandados por los usuarios españoles, cabe destacar que ante la crisis económica en la que nos encontramos, han reducido notablemente sus tipos de interés. Esto tiene como consecuencia que, actualmente, los depósitos ya no aportan apenas rentabilidad.

DEPOSITOS BANCARIOS

Rentabilidad de los depósitos en 2020

No obstante, esto no quiere decir que absolutamente todos los depósitos bancarios hayan dejado de ser atractivos desde el punto de vista de la rentabilidad, sino que ahora hay que saber buscar mucho más para poder dar con uno que realmente nos resulte rentable. Y es que una de las primeras cosas que debemos hacer, antes incluso de ponernos a buscar un depósito que nos aporte rentabilidad, es informarnos adecuadamente sobre el estado en el que se encuentran estos productos financieros.

Por ejemplo, es necesario tener en cuenta que, para que un depósito bancario aporte rentabilidad a sus clientes, este debe necesariamente disponer de cierto nivel de riesgo. Lógicamente, cuanto mayor sea este, más rentabilidad podrá obtener el cliente, aunque hay perfiles de usuarios que no se llevan nada bien con los riesgos. Aun así, los depósitos bancarios forman parte de ese grupo de productos financieros que apenas disponen de riesgo en sus operaciones, por lo que resultan ideales para ese perfil de usuarios más conservador.

También es necesario conocer que, en cuanto al tema de la rentabilidad, todo depende en gran parte de la política monetaria del Banco Central Europeo, ya que tras la crisis económica del 2008, llevó a cabo una serie de medidas para paliar sus efectos y lograr que la economía se pudiera estabilizar adecuadamente. Esto quiere decir que, desde hace 9 años, el tipo de interés oficial del dinero se ha visto reducido de un 1,5% hasta un 0% a día de hoy.

La consecuencia que ha tenido esto sobre los conocidos depósitos bancarios, es que, como las entidades bancarias recurren a diferentes fuentes de financiación, siempre les va a resultar mucho más beneficioso conseguir el dinero por parte del BCE a un interés del 0%.

Además, una vez que nos hemos informado sobre la situación de los depósitos, debemos tener en cuenta una serie de cuestiones que nos afectarán directamente si los contratamos, como pueden ser el plazo o la permanencia, entre muchos otros.

En el caso del plazo, este puede oscilar entre un año o una década, generalmente. El tiempo que permanezca el dinero depositado en el banco, hará que la remuneración que nos aporte la entidad crezca considerablemente. No obstante, si nuestro objetivo es que el dinero permanezca mucho tiempo en el depósito, tendremos que estar al tanto de la evolución de la inflación, por si nuestros ahorros pudieran verse afectados en algún momento.

Cabe destacar que, mientras el dinero se encuentre en el depósito, nosotros no podremos tener acceso a él, por lo que en base a nuestra situación financiera y personal, tendremos que barajar cuántos años merece la pena que se encuentre el dinero allí dentro.

Para poder dar con la oferta de depósito bancario que más se ajuste a nuestras necesidades, lo mejor es investigar y comparar las ofertas que nos ofrecen las entidades. Es más, no tenemos porqué vernos limitados a buscar una buena oferta en nuestro país, sino que podemos investigar también sobre entidades extranjeras, siempre y cuando estas sean seguras.

Publicidad