Publicidad

Ranking de Depósitos a 12 Meses

Asegurar sus ahorros es uno de los propósitos que algunos se plantean en vista de la incierta situación de las pensiones en el futuro y de la situación económica en general. Una de las mejores alternativas para blindar su dinero y que no influya el cambio del IPC son los depósitos a 12 meses que comercializan bancos y cajas de ahorro.

Debemos prestar atención a la hora de escoger depositos y leer las condiciones para no llevarnos una sorpresa, porque solemos cometer siempre el mismo error, solo nos fijamos en cuanto nos pagarán durante o al finalizar el plazo, pero los intereses no lo son todo.

¿Merece la pena Tener depósitos en el extranjero ? en este post lo analizamos

Todavía existen ofertas, no tan seductoras como antiguamente que.Debemos prestar atención a la hora de escoger uno y leer las condiciones para no llevarnos una sorpresa, porque solemos cometer siempre el mismo error, solo nos fijamos en cuanto nos pagarán durante o al finalizar el plazo, pero los intereses no lo son todo.

Los depósitos a 12 meses configuran la mejor forma de asegurarse un buen tipo de interés por un periodo más o menos largo por lo que son una de las mejores formas de cuidar nuestros fondos sin arriesgar el capital invertido, aunque, eso sí, teniendo en cuenta la situación actual de este producto de ahorro.

Sin embargo, las altas rentabilidades  en los depositos bancarios muchas veces están asociadas a la contratación de otros productos, por lo tanto, analice cada oferta en particular y escoja la que mejor se adapte a su situación particular y siempre tenga en cuenta si penalizan o no la cancelación anticipada. Lo primero que hay que hacer es determinar cuándo necesitaremos el dinero.

Descubre en este artículo Qué son los depósitos referenciado

¿Para quién son los depósitos a 12 meses?

Realmente, tal y como está la rentabilidad de los depósitos, casi debiéramos preguntarnos más qué tipo de usuario es el adecuado para estos productos, habida cuenta insistimos de su escasa rentabilidad y de tratarse de un producto sin liquidez, es decir, al cual no podemos acudir durante su período de actividad ya que los rescates, o bien están penalizados de manera elevada, cuando no directamente prohibidos.

Y, sin embargo, no existe un único perfil para el que estos productos pueda resultar adecuado. Desde los ahorradores tradicionales, para los que este modelo de ahorro garantizado sigue siendo el más seguro independientemente de su rentabilidad, y prefieren colocar el dinero basándose en esta seguridad, hasta quienes proteger sus ahorros o inversiones durante un periodo de tiempo determinado a la espera de la evolución de los mercados, e incluso en situaciones en las que aún no tenemos decidido que hacer con una determinada cantidad de dinero.

Lo cierto es que tradicionalmente el plazo de 12 meses (extendido a 13 meses) puede resultar muy interesante desde diferentes puntos de vista, no se trata de un plazo muy elevado, así mismo suelen contener una oferta relativamente variada, y nos permite una planificación del ahorro interesante a diferencia de los depósitos a largo plazo.

Depósitos 12 meses

¿Invertir hoy en depósitos a un año?

Si echamos mano de los datos de aportaciones a depósitos de los dos últimos años, es posible que nos sorprendamos. Mientras todos los analistas hablan de una situación real, es decir, de una caída brutal de la rentabilidad en los últimos cinco años para estos productos, lo cierto es que el porcentaje de ahorradores que siguen apostando por los depósitos es muy elevado, y la fuga de éstos hacia otros productos de ahorro o inversión, aún existiendo, no es equivalente de manera proporcional a lo que cabría esperar con la caída de la rentabilidad del ahorro garantizado, recordemos que un día hay depósitos que rentan un 400% menos que hace tan sólo dos años.

Existen muchas explicaciones para este fenómeno, una de ellas un importante, es la de una cultura financiera acostumbrada a lo tangible, en la que tras la decepción del ladrillo, el usuario sigue apostando por productos en los que mantiene la confianza basada en la garantía, existiendo aún mucho miedo a la inversión con riesgo o productos que aportan novedades en cuanto a su funcionamiento, algo por otro lado comprensible si tenemos en cuenta lo ocurrido con la mala praxis bancaria en productos como las preferentes que desafortunadamente tan presentes han estado en nuestro país.

Apostar por los depósitos, sea a un plazo de 12 meses o sea el plazo que sea, sigue siendo una opción abierta para el usuario que desconfía de movilizar su dinero en dirección a otro tipo de productos que asuman determinados riesgos. La garantía de protección del dinero (hasta 100.000 € por el fondo de garantía de depósitos) más el carácter garantizado de los depósitos, viene a ser justificación más que suficiente para ese perfil tan amplio de ahorradores que siguen y seguirán de momento apostado por esos productos.

Selección de los mejores depósitos a 12 meses

 

Depósito

Rentabilidad

Banco Pichincha 12 meses

  • 0.80%

Depósito BFS 12 meses

  • 0.90%

Depósito Nexo 100 Bankinter

  • 0.50%

Facto Banca Farmafactoring

  • 1.26%

Depósito Ruralvia

  • 0.22%

Creciente Caja España-Duero

  • 0.34%

PlazoNet Laboral Kutxa

  • 0.10%

Depósito Fácil Bankia

  • 0.04%

Triodos 12 Triodos Bank

  • 0.10%

Creciente Unicaja

  • 0.10%

Depósito Online B. Sabadell

  • 0.05%

Depósito 12 meses SelfBank

  • 0.10%

Depósito Activo ActivoBank

  • 0.05%

 

Contratar depósitos a 12 meses

Los depósitos a 12 meses han sido probablemente uno de los plazos fijos más contratados en las últimas décadas. Tanto es así que cuando hablamos de las variaciones en la rentabilidad de los depósitos nos fijamos siempre en los depósitos a un año como referencia fundamental.

Hoy en día, como hemos visto a lo largo del artículo, lo cierto es que la oferta de depósitos en este plazo ha caído tanto en cantidad de depósitos como, y esto es pero si cabe, en rentabilidad. Nos encontramos en unos mínimos históricos para la rentabilidad de este depósito, lo que hace que haya retrocedido de manera notable su contratación.

A la hora de contratar un depósito a 12 meses vamos a encontrar dos modelos diferenciados aunque, perfectamente mixtos. Por un lado contratar depósitos en la entidad financiera de manera presencial o contratar depósitos a un año por Internet.

Depósitos a 12 meses en las sucursales de los bancos

La oferta de depósitos ha caído de manera brutal en los últimos años, y dentro de los plazos más afectados por esta retirada del producto de los catálogos de las entidades financieras, los depósitos a 12 meses son probablemente, junto a los de corta duración, los que más han sufrido.

Aun así, en las sucursales bancarias vamos a encontrar por un lado la oferta de catálogo de las entidades, es decir aquellos depósitos que se comercializan y se publicitan , una rentabilidad determinada en un plazo determinado, en este caso 12 meses, como la posibilidad de contratar plazos fijos de manera específica aunque no se encuentren en el catálogo de manera expresa.

La gran ventaja de contratar depósitos en los bancos sigue siendo el hecho de la posibilidad, precisamente, de asesoramiento y mejora del rendimiento del producto. Esto se puede traducir tanto en acceder a un depósito en mejores condiciones como en acceder a otro tipo de plazo fijo o incluso otro tipo de producto, siempre, bajo criterios de asesoramiento profesionales. Debemos recordar aquí que el hecho de las malas prácticas comerciales en la venta de productos financieros en el pasado los hace especialmente sensibles y desconfiados, sin embargo, evidentemente ni toda la banca se ha comportado del mismo modo, ni la gran mayoría de profesionales de asesores financieros de los bancos tienen mala fe en la colocación de productos.

Depósitos a 12 meses online

Este es el aspecto que más ha crecido dentro de la contratación de depósitos en general, y de depósitos a 12 meses en particular. La contratación de servicios financieros en Internet ha crecido en todos los casos de manera exponencial en la última década. En la actualidad, de hecho, una parte cada vez mayor de la operativa de usuarios se traslada a Internet.

A la hora de contratar un depósito a un año en Internet, en cualquier caso, debemos tener en cuenta dos posibilidades que podemos encontrar:

  • Por un lado los depósitos totalmente online. En este caso vamos a poder realizar toda la operativa de manera online, desde la contratación, el traspaso de fondos y la suscripción y firma.
  • Por otro lado los depósitos cuya contratación se inicia a través de Internet, pero, que exigen que la firma final se realice en una sucursal de la entidad.

Realmente hoy por hoy no existen grandes diferencias en contratación online o contratación presencial. La gran ventaja encontramos en duda la agilidad de los procesos al contratar por Internet, y también, en que es Internet donde vamos a encontrar los lanzamientos y ofertas más interesantes en cuanto a rentabilidad, pero, no olvidemos, generalmente lanzamientos puntuales y no sostenidos en el tiempo.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *