Mejores depósitos a corto plazo Octubre

No podemos pedir lo que es imposible hoy por. Aplicado a los depósitos bancarios, realmente esto significa que las rentabilidades de estos productos siguen siendo desafortunadamente bajas y que prácticamente todos los movimientos que se han dado en las imposiciones a plazo en los últimos meses no han sido otra cosa que ajustes a la baja de la remuneración.

Por su puesto esto alcanza a todos los plazos de imposición, no pensemos que un modelo de depósito a corto plazo sufre menos que a largo plazo, pero, tampoco pensemos que las diferencias que los plazos establecen hacen que uno u otro sean más atractivos, hoy en día se han comprimido tanto las remuneraciones que se hace difícil saber dónde está la opción más adecuada. Desde luego, para un ahorrador con relativamente poca paciencia, y, dispuesto en un momento determinado a apostar por otras opciones, los depósitos a corto plazo, por debajo del 12 meses de imposición, son la opción menos mala.

Depósitos a corto plazo

Como decíamos, durante los últimos tiempos los movimientos alrededor de los depósitos han sido, prácticamente su totalidad, dirigidos a reducir la remuneración. Con la excepción hecha de los ajustes que tras la transformación de BES en Novobanco se dieron, y que a la postre prácticamente no han modificado nada, ya que tras un breve proceso de reducción de alguna de las ofertas, éstas se han vuelto a colocar en las remuneraciones pre crisis de la entidad, todo transcurre según lo esperado, y, en este caso, esto no es una buena noticia.

Las remuneraciones siguen como decimos a la baja, si realizamos una comparativa entre los últimos tres años descubrimos que hemos pasado de las rentabilidades medias (para depósitos a un año) superiores a 4% de 2012, a las rentabilidades en torno al 3% del pasado 2013 y desde allí, a una oferta de rentabilidad para depósitos a 12 meses generalmente en el entorno medio del 1.50%, cuando no incluso por debajo, y con muy raras excepciones que alcanza el 2% o lo supere.

En este contexto, nos acercamos a las mejores propuestas de depósitos a corto plazo (por debajo de 12 meses) que podemos encontrarnos hoy en día en el mercado de productos financieros en nuestro país.

¿Merecen la pena los depósitos en lo que resta de año?

Probablemente este sea uno de los temas en los que menos de acuerdo nos vamos a poner quienes repasamos la actualidad de los productos financieros en lo que resta de año. Por un lado habrá quien mantenga que ante una situación tan compleja, con la rentabilidad de los depósitos en caída libre desde hace dos años, hay que buscar alternativas al ahorro más razonables y que nos propongan mayores niveles posibles de rentabilidad. Sin negar que esto es una evidencia, tampoco podemos dejar de escuchar las voces que alertan de los reajustes que viene, reajustes al alza por ejemplo en los tipos de interés, o, sin el más lejos, movimientos no excesivamente optimistas en torno a la renta variable y por tanto los productos de inversión no garantizados.

Para quien tiene sus depósitos colocados aún con vencimiento a tres o seis meses en lo que resta de año, obviamente la situación es la que es, no tocar y desde luego no cancelar anticipadamente ya que esto produce una merma tremenda en la ya de por sí escasa rentabilidad, para quienes se encuentran al final de este semestre con los vencimientos de sus depósitos la cuestión es más compleja.

Si tuviéramos que apostar por un modelo de depósito (si es que deseamos continuar ahorrando con estos productos) no lo haríamos de momento en ningún caso por apuestas a muy largo plazo, en principio podría ser interesante aprovechar las propuestas de depósitos a corto y medio plazo y mantenerse a la expectativa del cierre del ejercicio, el movimiento puede ser lo suficientemente interesante como para un reajuste a nuestro favor al comienzo del próximo año, y, lo suficientemente importante como para influir de manera poco positiva en una apuesta a largo plazo si comienzan a moverse los tipos de interés. No olvidemos que los depósitos evolucionarán en función de la rentabilidad acordada en el momento contratado, lo que en un marco en el que se prevé subidas de los tipos de interés tal vez no sea lo más recomendable.

LOGO ING PEQUEÑO

Depósito Naranja ING

  • Imposición a 3 meses
  • Interés 1.90% TAE
  • Nuevos clientes
  • Imposición mínima 1€
 LOGO SELFBANK

Depósito Selfbank

  •  Imposición a 3 meses
  • Interés 3% TAE
  • Imposición mínima 1€
logo tookam

Depósito Tookam

  • Imposición a 3 meses
  • Interés 2.10% TAE
  • Imposición mínima 3.000€
 OPENBANK3

Depósito Bienvenida Openbank

  • Imposición a 3 meses
  • Interés 2% TAE
  • Nuevos clientes
  • Imposición mínima 0€
LOGO-ENOVANCA

Depósito Bienvenida enovanca

  •  Imposición a 3 meses
  • Interés 2% TAE
  • Imposición mínima 1€
 LOGO novobanco

Depósito Novobanco 3 meses

  • Imposición a 3 meses
  • Interés 0.85% TAE
  • Imposición mínima 50.000€
 LOGO-BANKOA

Depósito  Bankoa Bienvenida

  • Imposición a 4 meses
  • Interés 1.75% TAE
  • Cliente nuevo
Depósito a 6 meses de Activo Bank

Depósito a 1 mes de Activo Bank

  • Imposición a 1 mes
  • Interés 0.30% TAE
  • Imposición mínima 600€
DEPOSITO FACIL BANKIA

Depósito Fácil Bankia

  • Imposición a 1 mes
  • Interés 0.30% TAE
  • Imposición mínima 3.000€
LOG MEDIOLANUM

Depósito 2.0 MEdiolanum

  • Imposición a 3 meses
  • Interés 2% TAE
  • Imposición mínima 5.000€

 También te pueden interesar estos artículos

Repasa este ranking de depósitos a un año o descubre los mejores depósitos bienvenida de Junio 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros que nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información | OK