¿Tener depósitos en el extranjero?

Como todos sabemos, uno de los requisitos generales para poder contratar un depósito es tener una cuenta corriente en dicha sucursal. Para hacerlo en una sucursal de nuestro país puede ser o no necesario. Pero para poder hacerlo en el extranjero sí se pide una cuenta bancaria. Muchas veces las rentabilidades de los depósitos extranjeros son mejores que las nacionales , o por otro lado el tipo de cambio nos beneficia.

paraisos fiscales

 Por eso es importante saber que cualquier ciudadano español puede abrir una cuenta en el extranjero y contratar cualquier producto. El único requisito que se le exige es comunicarlo al Banco de España mediante el formulario DD1 que se encuentra en la web del organismo. Es una declaración informativa, que no supone pedir permiso pero sí se penalizará si no se comunica. También se deben comunicar a Hacienda los valores o inmuebles en el extranjero por encima de 50.000 euros.

A la hora de abrir una cuenta en un banco o contratar cualquier producto no existe una cantidad mínima o máxima de dinero para abrir una cuenta en el exterior, salvo las impuestas por el banco en cuestión. Tampoco unos costes determinados en comisiones o mantenimiento en uno u otro lugar. Cada banco, en cada país, impone sus condiciones.

Si estás pensando en trasladar tus ahorros a otro país es importante conocer los tipos de entidades que hay, tanto a nivel nacional como a nivel internacional.  Tenemos que distinguir entre el grupo de bancos o regiones geográficas que son los que se encuentran en paraísos fiscales y otros que son entidades ubicadas en España pero cuyo origen es extranjero o que operan también fuera de las fronteras nacionales.

En el primer grupo se encuentran bancos de Suiza, Bermudas, Guernsey, Islas Caimán, Islas Cook, Isla de Man o Jersey. Son entidades muy elitistas y generalmente solo admiten clientes a partir de importes muy elevados y con unos costes muy altos. Aceptan a clientes a partir de unos 400.000 euros e incluso muchas entidades sólo admiten clientes a partir de 1.000.000 euros. Las comisiones simplemente de mantenimiento pueden estar en torno al 0,20% – 0,35% para saldos de hasta 3.0000.000 euros.

depositos

El otro grupo de entidades lo conforman bancos que han comprado otras entidades fuera (BBVA o Santander) o cuyo origen ya era extranjero (Deutsche Bank o USB). Admiten a clientes con depósitos menos elevados pero siguen siendo muy caros para lo que estamos acostumbrados en España. Generalmente las personas de unos 50 años, que tienen cerca su jubilación, tiene bastante dinero ahorrado y les preocupa la situación económica, son los que optan por llevar sus ahorros al extranjero.  El único inconveniente es que las comisiones de los depósitos u otros productos  pueden ser elevadas, y estar entre los 500 y los 1.500 euros al año.

Cuanto más alto sea el patrimonio y el dinero ahorrado habrá más factores que apoyen la diversificación de los ahorros y tener alguna cuenta fuera de España. Si tienes menos de 100.000 euros no es recomendable contratar productos en el extranjero, ya que los gastos y comisiones no compensan los posibles intereses generados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros que nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información | OK