Publicidad

Intereses en Plazo Fijo

Dentro de las múltiples maneras que existen para ahorrar dinero. Muchas de ellas ofrecen la posibilidad de lograr, mientras ahorramos, una rentabilidad superior a la tasa de inflación.

Si bien esto a veces es complejo de mantener a lo largo del tiempo, existen opciones de instrumentos o productos bancarios que pueden servirnos de ayuda, como por ejemplo:

Sin embargo, existe una modalidad de inverión-ahorro, los depósitos a plazo o imposición a plazo fijo, que garantiza una rentabilidad fija y disponibilidad inmediata al vencimiento. Lo cual lo hace distinto del resto de los instrumentos.

Lo distintivo de este tipo de colocación de dinero es que la entidad bancaria ofrece una retribución a causa de dejar inmovilizados nuestro capital a su voluntad. Durante el tiempo que hayamos contratado, estaremos cobrando una rentabilidad financiera fija, llamada interés. Finalizado el plazo, recuperamos el monto colocado.

Destacamos que, la remuneración de los depósitos a plazo es establecida por un tipo de interés fijo que se abona al vencimiento del plazo, aunque es común encontrar depósitos que ofrezcan el cobro periódico de intereses. Por otra parte, podremos encontrar ciertas entidades que, le da al cliente un regalo a cambio de su dinero. Este último tipo de depósitos no son convenientes si ocurre al igual que la domiciliación de nóminas y sus regalos, si uno contrata depósitos a plazo de un año o más, las entidades suelen regalar a cambio vajillas, toallas, televisores o bicicletas, entre otros; pero lo que necesitamos es que, además del regalo nos den más dinero por colocarlo allí.

El procedimiento es simple, cuando el cobro de intereses se genera fuera del monto a retirar, los intereses cobrados se depositan en una cuenta asociada al producto. Sino, no hará falta la contratación de una cuenta anexa.

Clasificación de los tipos de interés:

  • Creciente o decreciente: varía de acuerdo al capital aportado y los incrementos en los acumulados
  • Indexados o referenciados: porcentaje de la revalorización media de un determinado índice, como por ejemplo el Euribor o Ibex
  • Mixtos: la retribución es fija pero tiene un plus variable referenciado a un índice determinado

Por último destacamos que, los intereses variarán de acuerdo a los siguientes puntos:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *