Publicidad

Pagarés de bancos

Los pagarés de bancos son la moda “primavera-verano” en productos financieros. Parece que las restricciones a las altas rentabilidades implementadas por el Gobierno, han golpeado a los depósitos bancarios y a las cuentas remuneradas.

Los usuarios de bancos y cajas de ahorro están consultando sobre los pagarés, y nos preguntan ¿depósitos o pagarés? Parece que mientras la banca inunda las oficinas con estos instrumentos, la mayoría de sus clientes no sabe que camino tomar.

Por lo tanto, para quienes estén interesados en contratar pagarés de bancos vamos a comentarles dos puntos que merecen conocer para no sufrir un dolor de cabeza el día de mañana.

En primer lugar debemos decir que los pagarés son una promesa de pago, a diferencia de los depósitos, si bien aplican tipos de interés fijos, no nos aseguran rentabilidad porque dependerá de la solvencia del banco a la hora de pagarnos. Si el banco quiebra o tienen problemas para cumplir con sus obligaciones corremos el riesgo de no cobrar ese dinero, ya que son productos que conllevan riesgo.

En segundo lugar, vamos a aclarar un punto sensible, los pagarés no están protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos que si cubre a las IPF. Esto quiere decir que nuestro dinero no está protegido en caso de que el banco esté en graves problemas.

Por último, si bien las rentabilidades parecen atractivas, la mayoría de los pagarés de bancos requieren de un importe mínimo muy elevado, lo cual restringe la posibilidad de contratarlos porque no todos cuentan con esos momentos.

A continuación, les ofrecemos los pagarés de bancos que se están ofreciendo en el mercado español:

A continuación les dejamos una comparativa de pagarés:

[table id=2 /]

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *